De una mama cool y una familia molona

“Mi mamá me mima mola” es lo que una madre querría que pensara de ella su retoño toda su vida y ¿por qué no podría ser así?

Tener una familia molona no es tan difícil si tienes los ingredientes necesarios. Y aquí vamos a cocinar cada post para que cada uno sea un poco más especial que el anterior y esperamos la participación de todos vosotros a través de vuestros comentarios, ideas, sugerencias y lo que vaya surgiendo.

De este modo, podremos descubrir lugares nuevos, otras familias molonas y estar a la última en todo lo que se cuece por internet enfocado a estos pequeños melones molones y su entorno.

Así que os presento a los protagonistas cocineros de este blog.

Como el rey de todas las salsas: el Niño Molón

Niño MolonAunque no lo parezca soy el verdadero protagonista de este blog, que está hecho en gran parte para mí y por mí (culpa).

Así mi madre en lugar de hacer terapia de grupo, se dedica a sacar de paseo a sus alter ego y compartirlos con la blogosfera, que le sale más barato.

Tener una mamá cool mola porque no es como las mamás de antes. Mi mamá me lleva siempre a la última moda (o eso dice ella siempre), aunque a veces parezca más un niño pijo que un niño molón pero es guay!

Vamos a muchos sitios divertidos y siempre procura dedicarme tiempo para enseñarme cosas nuevas y para “currarse” todos los trabajos que mandan en el cole, que más que tareas para los niños parecen tareas para los padres.

Además, no todos los niños tienen una mamá-bloggera, al menos tan guapa como la mía.

Como el pinche más famoso de esta cocina: Papi Chulo

Papi ChuloLa paternidad es lo mejor que te puede pasar en la vida. No hay mejor excusa para volver a la infancia y seguir volver a comportarte como un niño de cuatro años.

¿Más ventajas? Aquí tenéis unas cuantas…

Que los Reyes Magos te traigan el Scalextric pero ahora en versión digital  (que para algo escribes tú la carta porque el niño molón no sabe aún escribir y le pones a Sus Majestades una copita de cava y agua y leche para sus camellos y todos sabemos quién acaba con todo eso de madrugada, no?)

Y pasarnos horas jugando los dos juntos (por su bien, claro, que ahora es muy importante compartir tiempo lúdico con ellos)

Ver los dibujos de Bola de Dragón y enseñarle lo que es un clásico que inculca valores como la amistad, como defender tu mundo y acabar con los malos y no las ñoñerías de ahora… que si los Lunnis, que si Pocoyó…

Compartir (mis) aficiones como escuchar música, pero no los grupitos de ahora como los Cantajuego o Justin Bieber (arrrg!! me sale mi niño molón así y me pego un tiro), no… rock pero del duro. Un poquito de AC/DC y duerme como la seda, eso sí, didáctico no sé si será pero al cantar en inglés al menos el niño va haciendo oido (si antes no se ha quedado sordo). Y si queremos producto nacional y letras con contenido nada mejor que una jam sesion de los Mojinos Escozios.

En fin, que soy yo quien intenta que las cursilerías que le inculca su mamá tan cool no le vuelvan un niño noño y se vaya haciendo un hombre, pero de los de verdad! Para eso están los papás, no? Al menos los Papi Chulos, jeje…

Como Chef de todos los platos: Mamá Cool

Mama CoolPoco puedo decir sobre mí después de las pinceladas que han ido dando mi querido hijo, el Niño Molón y mi maridito aquí el Papi Chulo.

De mi pasión (y profesión) por el mundo on line, nace este blog con animo de compartir experiencias y trucos de madre, pero de madre cool o lo que viene a ser lo mismo madre guay. Y si encima eres mama-blogger, mejor que mejor.

Ya me avalan cuatro años de experiencia(s) en esto de la maternidad y aunque hay veces que reniegas y piensas que en lugar de tener un niño molón, lo que has parido ha sido un niño mElón, lo cierto es que creces y te haces mayor a la vez que lo hace el pequeño retoño.

Los padres tenemos que ser un ejemplo y una fuente de aprendizaje para los hijos y a la vez, mantener nuestra identidad como adultos y no dejarnos engullir por ese mini-mundo que les rodea y que más veces de lo que desearíamos nos hace ser monotemáticos en nuestras relaciones y conversaciones y no salimos de ese círculo que va desde los pañales hasta potitos o el último disfraz para la función del cole.

Una vez que eres madre todo gira en torno a los hijos y es por eso que siguiendo el lema: “Si no puedes con ellos, únete” he decidido que esa unión sea lo más productiva y divertida posible; Encontrando actividades interesantes para hacer en familia, lugares que visitar y que no te miren como si tuvieras una enfermedad contagiosa (co**, si son sólo inofensivos niños).

Y por último, pero no menos importante como terapia y desahogo que una por muy cool que sea, hay veces que necesita compartir experiencias más allá de la maternidad.

¿Comenzamos la blogterapia?

6 thoughts on “De una mama cool y una familia molona

    • Hola Golosi! muchas gracias por la calurosa bienvenida y por su puesto que acepto tu invitación (dulcisima) de pasarme por tu blog, seguro que no engorda ;)) Vamos a ver si cocinamos algún post rico, rico! Besos.

  1. Bienvenida, te he encontrado en twitter y muy pronto me he enganchado. yo también me considero una madre molona, en mi caso escribo cuentos y convierto mis sueños en relatos disparatados.
    te hago un enlace a una entrada que publiqué hace poco en el que me planteo la suerte que tienen nuestros hijos y en el que a la vez hago varios enlaces a mis relatos infantiles… http://sdisparate.wordpress.com/2012/03/28/ninos-de-siria-ninos-tristes/
    suerte en esta aventura, es una idea preciosa.
    cristina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s